Javier Flores – Los sólidos platónicos

Del 30 de septiembre al 25 de octubre de 2015

Tiempos de recortes. Icosahedro
Chapa oxicortada y cable de acero. 20 cm. arista.
Cúbico I
Chapa oxicortada. 25 cm. arista.
Cúbico II
Chapa oxicortada. 5 cm. arista.
Cúbico III. Axon
Chapa oxicortada. 25 cm. arista.
Hexahedro desplegable
Chapa oxicortada, bisagras, tornillos y remaches. 25 cm. arista. Dimensiones variables.
Jardín interior. Icosahedro
Chapa oxicortada, bisagras, tornillos y remaches. 25 cm. arista. Dimensiones variables.
Octahedro simétrico horizontal
Chapa oxicortada y pavonada al aceite. 75 x 30 x 30 cm.
Octahedro simétrico vertical
Chapa oxicortada y pavonada al aceite. 45 x 42 x 28 cm.
Octahedro truncado irregularmente
Chapa oxicortada y pavonada al aceite. 25 x 28 x 25 cm.
Virtual dodecahedro
Chapa oxicortada. 25 cm. arista.
Alas de libélula
Acero cortado con láser y pavonado. 200 x 20 x 4 cm. c.u.
Nervios de hoja. Cóncava
Acero cortado con láser, plegado y oxidado. 80 x 85 x 4 cm.
Nervios de hoja. Convexa
Acero cortado con láser, plegado y pavonado. 80 x 85 x 4 cm.
La poda
Tijeras de acero corten y chapa soldada. 59 x 28 cm.
Thoreau apuntes del natural V
Chapa oxicortada y soldada. 30 x 30 x 3 cm.
Thoreau, apuntes del natural XVII
Chapa oxicortada y soldada. 30 x 30 x 3 cm.
Thoreau, apuntes del natural X
Chapa oxicortada y soldada. 30 x 30 x 3 cm.
Thoreau, apuntes del natural VII
Chapa oxicortada y soldada. 30 x 30 x 3 cm.
Thoreau, apuntes del natural XII
Chapa oxicortada y soldada. 30 x 30 x 3 cm.
Thoreau, apuntes del natural XXI
Chapa oxicortada y soldada. 30 x 30 x 3 cm.
Thoreau, apuntes del natural XVIII
Chapa oxicortada y soldada. 30 x 30 x 3 cm.
Thoreau, apuntes del natural XXII
Chapa oxicortada y soldada. 30 x 30 x 3 cm.
Thoreau, apuntes del natural XI
Chapa oxicortada y soldada. 30 x 30 x 3 cm.
Thoreau, apuntes del natural XVI
Chapa oxicortada y soldada. 30 x 30 x 3 cm.
Thoreau, apuntes del natural IX
Chapa oxicortada y soldada. 30 x 30 x 3 cm.
Thoreau, apuntes del natural VIII
Chapa oxicortada y soldada. 30 x 30 x 3 cm.
Thoreau, apuntes del natural XIV
Chapa oxicortada y soldada. 30 x 30 x 3 cm.
Thoreau, apuntes del natural VI
Chapa oxicortada y soldada. 30 x 30 x 3 cm.
Thoreau, apuntes del natural IV
Chapa oxicortada y soldada. 30 x 30 x 3 cm.
Thoreau, apuntes del natural XV
Chapa oxicortada y soldada. 30 x 30 x 3 cm.
Thoreau, apuntes del natural I
Chapa oxicortada y soldada. 30 x 30 x 3 cm.
Thoreau, apuntes del natural XIX
Chapa oxicortada y soldada. 30 x 30 x 3 cm.
Thoreau, apuntes del natural III
Chapa oxicortada y soldada. 30 x 30 x 3 cm.
Thoreau, apuntes del natural XX
Chapa oxicortada y soldada. 30 x 30 x 3 cm.


Francisco Javier Flores Castillero, nace en Doña Mencía (Córdoba) en el año 1969 y reside actualmente en la Aldea de Sileras donde tiene su estudio y taller. Sus trabajos han versado sobre poéticas que plantean el camino y el laberinto como metáfora de la existencia y la problematización en torno al lenguaje. Más recientemente trabaja sobre contenidos de compromiso ecológico y de reflexión sobre la naturaleza. Todo ello dentro de estrategias que giran en torno a la experimentación con el espacio y la escultura, a través de instalaciones, objetos, performances o video-mapping.

Siguiendo sus últimas líneas de investigación, a las que el propio artista denomina de natura, “ Los Sólidos platónicos” pivota en torno a dos conceptos fundamentales presentes en los diálogos de Platón (Timeo y Crítias): el descubrimiento de los cinco poliedros regulares (tetrahedro, hexahedro, octahedro, dodecahedro e icosahedro), conocidos como sólidos platónicos, en honor al filósofo griego, quien descubrió algunas de sus principales características; y la mentalidad ecológica, tomando al filósofo ateniense como a uno de los primeros antecedentes de la preocupación ecológica. De esta manera, el artista combina a lo largo de las tres series que forman la muestra, las estructuras orgánicas de algunos vegetales presentes en nuestra tierra con la geometría característica de cada uno de estos poliedros, creando una serie de piezas en las que los conceptos de lo microcósmico y lo macrocósmico se invierten, contradiciendo las propias leyes de la naturaleza a favor del arte.

En las treinta y cuatro piezas que forman la exposición, el dibujo, como técnica primigenia de ejecución artística da lugar a obras en las que la línea se vuelve tridimensional al combinarse con las últimas técnicas digitales en tratamiento del acero aplicadas a la creación artística, de esta forma surgen piezas en las que el vacio actúa como rastro de lo que un día fue, ofreciendo una nueva lectura en la que las formas vegetales se desgajan de la materia, dando lugar al hueco.